• 24 de julio de 2024 11:41

Canelones Azulgrana

Olivera: «Tocamos fondo»

Porazul

Ago 1, 2017

El pasado fin de semana culminó la participación de Canelones Voley en la primera división de LIVOSUR y fue con derrota ante Banco República.

A los habituales seguidores de la «Azulgrana» les sorprendió el campeonato disputado en este primer semestre, que luego de 14 encuentros sin triunfos descendió a la Divisonal A. Pero cuando las cosas comienzan mal desde afuera, adentro de la cancha es muy probable que se sienta y se sintió.

Las dirigidas por Héctor Trabuco jugaron en Primera División por segunda vez consecutiva y a diferencia de lo que fue en 2016, llegaban a cada cotejo sin un entrenamiento previo. Es que el Gimnasio Sergio Matto se encuentra en reparaciones desde marzo y jamás se les brindó un espacio adecuado para realizar las prácticas.

Lamentablemente se terminó pagando caro y se bajó de categoría. Con Analía Olivera dialogamos sobre Canelones Voley, quien nos contó sobre el presente y el futuro del equipo:

«Quedan sensaciones de satisfacción por haber cumplido con culminar el Apertura. Por otra parte, indignación porque teníamos tremendas expectativas antes de enterarnos lo que ocurrió con el gimnasio y quedar en banda. El descenso en realidad es consecuencia de lo anterior y por lo tanto, ya lo habíamos asumido»… contaba sobre sus sensaciones luego de culminado el campeonato.

Por otra parte, la canaria expresó: «No fue para nada impensado lo que ocurrió porque si no entrenamos no rendimos, es una cuestión de estado físico más que mental. Nos pasaba que nuestra mente quería ir a una pelota, pero el cuerpo no respondía»… y fue clara con lo extra deportivo: «Fue lo que más nos influyó. Yo pienso que si vos venís con una propuesta excelente de arreglar el techo del complejo, debes traer una contra propuesta para los que allí practicábamos. Nos dejaron solas y eso afectó».

«Tuvimos que andar buscando gimnasios para jugar de local, coordinar horarios y hacer beneficios para poder pagar los escenarios. Son cosas mínimas que a uno lo terminan agotando»… Además, acotó: «Tuvimos que trabajar gim del liceo Tomás Berreta, que no tenía las dimensiones reglamentarias y la red no se podía colocar bien, sumándole además que nos «rompíamos» las rodillas. Cabe destacar que no fuimos el único deporte que sufrió esto. Ojalá que se preocupen más por los deportes de la ciudad que lo venimos haciendo de buena forma».

Al vivir lo vivido, las chicas estuvieron en contacto con distintos clubes, aunque afirman que la duda está en seguir: «Si seguimos es la pregunta del millón. La idea es que si, pero implicaría jugar siempre de visitante y con un gasto enorme. No hay instituciones interesados en nosotras, aunque tuvimos la propuesta de usar un gimnasio y pagarlo con los sponsor, nunca lo concretamos». 

Consultada sobre las aspiraciones, Analía fue concreta y clara: «Debemos llegar a la final de la A, ganarla y ascender»…. Quien también habló del futuro del equipo: «Es difícil especular porque dependen de las circunstancias que se presenten. Pensamos en conseguir un escenario y entrenar por la mañana para no generar gastos de luz. Como en la divisional que vamos a jugar es más accesible el ganar nos va a cambiar el ánimo. Yo estoy segura que vamos a mejorar».

Por último, Olivera fue sincera y con tantos años en el voley, dijo: «Creo que tocamos fondo, nunca estuvimos tan mal. Antes jugábamos nacionales en diferentes departamentos y nos iba bien, en LIVOSUR hemos perdido finales, pero para jugarlas hay que llegar. En Primera no nos había ido mal en 2016. Ojalá que esto mejore por el bien de todos y por dejar con buena vista a la ciudad».

Es hora de descansar y pensar en el inicio de la Divisional A para volver rápidamente a la máxima categoría del voley uruguayo.

Martín Abreu

Por azul