• 23 de abril de 2024 15:39

Canelones Azulgrana

Tejera, un joven y soñador entrenador

PorMartín Abreu

Jun 30, 2021

Son llamativas pero al mismo tiempo admirables las decisiones que el fútbol provoca en las personas, que muchas veces trasciende lo «normal». Con solo 19 años, Gastón Tejera decidió ponerle punto final a su carrera como jugador y dedicarse plenamente a la dirección técnica. Días atrás recibió sus primeros dos títulos del curso de entrenador, cuenta con experiencia en baby fútbol y trabaja en la categoría más chica de un club de la Liga Departamental de Canelones.

«Fue una decisión muy compleja, pero decidí enfocarme de lleno como DT y aprovechar el tiempo que me llevaba jugar para seguir enriqueciendo conceptos y aprendiendo de esta profesión»… Un rol en este deporte que lo atrae desde su niñez «Desde los 10 o 12 años me empezó a gustar. Pasaba muchas horas mirando fútbol y siempre fui muy observador. Me gustaba analizar cómo jugaban los equipos»… Para llevarlo a la práctica, en ese entonces como diversión, siempre estaba su primo… «Con Franco jugábamos a ser entrenadores».

Su primer vínculo con la pelota se dio en Barrio Sur y luego defendió la camiseta de Liverpool en cancha de 11… «Habitualmente miraba a mis entrenadores, pero la pasión de comenzar a prepararme surge en 2019. Se me da por comenzar el curso que dicta la intendencia de forma gratuita y me encuentro con Daniel Nicoletti, quien me invitó a acompañarlo en un Tres Esquinas. Al poco tiempo me sucedió lo mismo con Raúl Fermer, en la generación 2008. Por diferentes motivos, en este último quedé como técnico. Ahí me motivé aún más y me enfoqué de lleno. Estoy muy agradecido con los dos» Sentenció el joven canario, que además supo coronarse en una temporada. En cuanto a su aprendizaje dentro de los vestuarios, destacó a dos ex técnicos:

«Uno es Alberto Cabrera, con quien pasé todos mis años de baby fútbol. Me dejó muchas enseñanzas y las vueltas de la vida nos tiene trabajando juntos en Darling. Otro es Fernando Garrasino, que terminó de incentivarme. No solo como mi entrenador, con charlas que compartimos por fuera, intercambio de opiniones e ideas sobre esta profesión»… Gastón, antes de pasar a su presente laboral, volvió a hacer hincapié en el baby fútbol y la tarea que se debe realizar, necesaria como punto de partida:

«En mi caso fue muy importante. Me sirvió para generar experiencia e ir conociendo el trabajo con niños y preadolescentes. Es una etapa enriquecedora porque ellos están en una edad que no solo se están formando como futbolistas sino que también como personas. Uno trata de inculcarle esos valores que te quedan marcados para toda la vida, como me quedaron al estar en su lugar»… Allí también recordó «En mis inicios le tengo que agradecer a Gonzalo Tejera y Federico Dotti que me apoyaron y ayudaron en todo momento».

Hace muy pocos días, Tejera recibió el título de la Licencia C y B del curso. Ya se encuentra afrontando su primer pasaje como entrenador. Darling le brindó la oportunidad de hacerse cargo de la categoría sub 14, que por suerte lograron volver a entrenar… «Han sido semanas muy buenas y productivas. Tengo la ventaja de conocer a muchos de los jugadores por el baby y se hizo más fácil. Ahora entramos en la etapa de inculcarles nuestra idea y tratar de generar convencimiento de la misma. Y en conjunto con eso lo que es el paso de cancha de 7 a 11, que es un gran cambio para ellos».

Gastón, a sus 19 años, no posee una amplia diferencia de edad con sus futbolistas. No mostró preocupación en los riesgos que se pueden correr al manejar el grupo sino que clarificó muchas cosas positivas en el tema... «Hay que dejar en claro desde un principio cómo es la modalidad de trabajo y cuáles son dichos límites. La corta diferencia puede ser buena ya que por ahí podes entender ciertos problemas y situaciones más fácilmente. No hace mucho uno pasaba por las mismas cosas». Consultado sobre la importancia verdadera en formativa, de formar o ganar, Tejera respondió con mucha sensatez :

«Desde mi punto se debe centrar en la formación y aprendizaje del jugador en todos sus aspecto. Es fundamental inculcar los valores como también es muy importante trabajar la parte técnica y motriz del futbolista. Pero también es verdad que a la larga y en competencia son los mismos jugadores los que te exigen el ganar. Yo creo que es importante el triunfo, como también aprender a perder»… Opinión y posición sumamente ejemplar.

Como entrenador se tildó de «Equilibrado» y explicó: «Me gusta que mi equipo sea por momentos dominante a partir del balón, pero también generar una importante solidez defensiva»… Ampliando en su postura e idea a ejecutar en el campo de juego, contó «Siempre jugar un fútbol de propuesta y no de respuesta. Me gusta que mis equipos dominen a partir de la pelota, y a veces no sólo tenerla sino que ser más verticales. A la hora de defender, ser agresivos y por momentos aplicar una presión tras pérdida»… Aunque aclaró: «Muchas veces debemos amoldarnos a los jugadores que tenemos o al tiempo con el cual disponemos, ya que es un estilo que lleva mucho trabajo».

Como entrenadores referentes de la élite a seguir, con sus explicaciones claras, eligió «Me gusta mucho el bloque medio-bajo de Simeone. Las transiciones de Klopp y Negeslmann. Sin dudas que el ataque posicional de Guardiola. Es muy difícil aplicarlas todas en un mismo equipo, por eso hay que analizar y ver cuál de ellas se puede aplicar»… Por último, contó sus deseos basados en la realidad… «Vivir de esta profesión es un sueño que tengo. Hoy por hoy lo veo muy difícil por eso me lo tomo como algo secundario. Como objetivo a corto plazo; terminar las dos licencias que me quedan y realizar algo de scouting, que también me gusta mucho».

Gastón Tejera, sus jóvenes 19 años y el sueño de su vida por delante. ¡Siempre hay que soñar en grande!