• 22 de mayo de 2024 19:05

Canelones Azulgrana

Cortaberría, la vida y el fútbol en Andorra

PorMartín Abreu

Abr 15, 2021

Un vuelo directo desde Santa Lucía a Europa para radicarse en Andorra por un sueño bajo los tres palos; Se cumplen siete meses desde la llegada de José Corrtaberría al Club Esportiu Carroi, equipo que fue fundado en el año 2014 y que participa en Primera División desde la temporada 2019.

El Principado de Andorra es un micro estado soberano del suroeste de Europa, ubicado entre España y Francia, en el límite de la Península Ibérica. En una superficie de 470 Km2 posee 78 mil habitantes aproximadamente. A sus 30 años, el «Vasco» cursa su primera experiencia en el exterior, luego de su pasaje por Wanderers… «En lo deportivo el balance hasta el momento es positivo. Jugar al fútbol profesional fuera del país es cumplir un sueño. Estoy sumando minutos en una competencia europea y al mismo tiempo dando un gran paso en mi carrera».

Sobre su participación en cancha, comentó «Desde un principio el técnico decidió alternar un partido cada uno con el otro golero. He aprovechado al máximo cada oportunidad». El guardameta nos interiorizó en su club, los objetivos y la competencia interna... «Carroi comenzó a competir en 2014 y tiene apenas tres años en Primera. La apuesta estaba en obtener un lugar en la pre-Champions League o pre-Europa League, pero no se dio. La diferencia con los equipos con más historia es muy notoria. Actualmente estamos peleando la permanencia, tal cual les ocurrió el año anterior»…

Novedades llamativa que se diferencia del fútbol uruguayo y de la gran mayoría de torneos... «Hay cuatro canchas de césped sintético que le administra la federación a los equipos para los entrenamientos. No existe el local o visitante, eso que en Uruguay le damos mucho valor por el sentido de pertenencia, el vestuario y lo que conlleva».. No fue lo único novedoso que contó el oriundo de Santa Lucía sobre la Liga de Andorra... «Está en crecimiento en cuanto a calidad de jugadores. No hay presión del hincha, ya que no hay más que los dirigentes o algún familiar. Solo se juega y entrena en el sintético por el tema de la nieve».

El plantel de Carroi está compuesto por futbolistas de 12 países diferentes (Andorra, Francia, España, Portugal, Holanda, Marruecos, Senegal, México, Colombia, Argentina y Brasil), además del uruguayo canario. Sobre el día a día y el intercambio de culturas, contó «Esto es una experiencia de vida hermosa con increíbles vivencias, desde los idiomas, costumbres, religiones, etc. Es un aprendizaje constante. Hoy le agradezco a mi familia el darme la oportunidad de aprender inglés, una herramienta que no le daba valor y hoy me siento privilegiado».

Andorra, su cultura, su vida diaria, lo social… «Es un país pequeño con con apenas 78 mil habitantes entre los Pirineos (Cordillera montañosa) con muchos requisitos para obtener la residencia, lo que sea muy seguro, con mucha paz y prácticamente sin delincuencia. Por otro lado, centros comerciales, perfumerías, ropa y tabaquerías libres de impuesto. Llamativas iglesias y pistas de esquí, su costumbre, como el fútbol para un uruguayo». Lógicamente que no están ajenos a la pandemia. Sobre este tema, el «Vasco» comentó que «Siguen las restricciones, protocolos y medidas obligatorias, cosas que la gente respeta, primero porque se tomó conciencia de la situación y segundo porque te multan con todo el derecho».

En mayo finaliza su contrato, aún con destino indefinido… «Cuando termine la temporada sabré. Las posibilidades en esto del fútbol son impensables, tan dinámico que te sorprende en el momento que menos lo esperas»… Cortaberría fue muy sincero al ser consultado sobre Uruguay y estar lejos de su entorno… «Se extraña la familia y los amigos, pero es parte de esto. Sin el apoyo de ellos sí que sería difícil. Uno tiene claro que de verdad están contentos por lo que estoy viviendo. Se extrañan los asados, los vestuarios , la vida normal en sí».

Un canario en Andorra, explorando y caminando por caminos que solo el fútbol te brinda, con un sueño en sus manos.