• 21 de febrero de 2024 08:28

Canelones Azulgrana

Un nuevo cierre de temporada estropeado, una nueva mancha al fútbol canario, que padece en los últimos años de la violencia que se ha instaurado definitivamente en la sociedad. Lamentablemente no es ajeno de lo que sucede día a día en el mundo.

Se sigue dañando y lastimando al deporte, quitándole protagonismo a la pelota, al jugador, al entrenador, a los verdaderos protagonistas. Es difícil describir, analizar y encontrar concretamente la solución definitiva del problema.

Ahora, ¿se toman las medidas necesarias para, al menos, evitar antes que curar?… ¿Se realizan las inspecciones necesarias por parte de la Liga Departamental?… Un encuentro alarmante, por lo acontecido anteriormente y por los enfrentamientos definitorios que se habían jugado, ¿se debió disputar en el Parque Batlle? Es más, pese a que por algunos paguen la mayoría ¿Es para jugar con público de ambos equipos?, En el Estadio Martínez Monegal también existieron incidentes.

Si bien la dirigencia del rojo ha trabajado en las instalaciones de su escenario, buscando brindar mayor seguridad y demás, no son acompañados por el actuar de ciertas personas que concurren y realmente no hacen lo que debe hacer un hincha. Esta vez pagó caro el público de Juanicó; Golpes, piedras y hasta robo de celulares. Algo similar ocurrió en el clásico.

Ante tanta violencia, nos quedamos con este fotón de Aldonza Zunino. Gastón Sáez, Jugador de Juanicó, y Jimena Martino, hija del popular Moto, hincha de Libertad. El amor puede más para ellos…