• 23 de junio de 2021 20:31

#5añosAzulgrana

Historias: El “Chispa” de Libertad

PorMartín Abreu

Jul 4, 2018

Seguimos insistiendo que el fútbol canario no solo se nutre de jugadores, técnicos y dirigentes, siempre hay una historia detrás de una institución.

Como es habitual en cualquier cancha de fútbol del interior, la torta frita, el pancho y la coca cola son una tradición, o el complemento perfecto para observar fútbol. Llegar al Parque Batlle y encontrarte con el “Chispa” ya se ha hecho un habitual, siempre un placer por su forma de ser con cada uno que a la cantina del club ingresa. Hincha y pico del “Rojo”.

Juan Carlos Jirreta es un jubilado canario de 68 años, que colabora desde hace muchos años con el conjunto de la estación y actualmente encargado de la cantina, como contábamos anteriormente. Pero dejó en claro una cosa en cuanto a esto: “Que nadie crea que estoy acá por plata, si se piensan eso se equivoca feo. Acá estoy, limpiando, lavando ropa y podría estar en mi casa al lado de la estufa”.

Fue partícipe de la directiva que presidía Luis Luzardo en el 1998, en ese tiempo donde un tal Diego Lugano daba sus  últimos pasos por el fútbol de Canelones. El amor del “Chispa” por Libertad viene desde la infancia: “Nosotros nos mudamos al barrio cuando tenía ocho años y automáticamente me hice hincha”… Recuerda cuando varios jugadores llegaban a su casa a comer el domingo al mediodía previo al partido.

“En aquellos años iba el “Púa” Sequeira, por ejemplo, pero eran cinco o seis. Tengo la fuente de la vieja todavía, recuerdo verla llena de tallarines con tuco”… Queda la “espinita” de nunca haber vestido los colores de su amor:Estuve practicando con Mauricio Aguirre, pero seguro, en aquellos tiempos estaban la “Tota” Lugano (Padre), Jorge Umpiérrez, el “Morrón” y el “Tito”, jugadores campeones del 76″.

La familia comparte el mismo sentimiento, todo siempre por Libertad: “Mis hijos no están ahora acá por el trabajo. Un día, al más chico, se le ocurrió hacer una comida de fin de año. Nos quedó de ganancia 17 mil pesos y la invertimos en obras. Ellos lo tomaron naturalmente, como le debe pasar al hincha de Darling, Liverpool, Santa Lucía, Wanderers etc”….

Aún sigue lamentando lo ocurrido el año pasado en el clásico, realmente se le nota a la hora de expresarse: “Libertad está pagando un precio muy alto; Multa y cancha suspendida, esas cosas van haciendo disparar a la gente. Un hincha va con el temor de que pueda pasar algo. Yo me voy para casa y me tengo que tranquilizar, pero me duele, no se puede decir está todo bien “.

Con respecto a la actualidad de la institución, presidida por Sebastián Lorenzut, expresó: “Va en ascenso, mejorando, bien de bien. Quiero ver qué club está como nosotros hoy en Canelones. Este complejo se hizo por una plata de Lugano, pero hay que saber mantenerlo”… Contó Juan Carlos, que pasa habitualmente entre 7 u 8 horas diarias.

PING – PONG CON EL “CHISPA”

¿Un partido?

  • “Recuerdo el clásico con Darling acá en el Parque Batlle, dentro del barro. Perdíamos 3 a 0 y terminamos empatando 3 a 3. Jugaba la “Tota” y la “Vieja” Ceriani, entre otros tantos”.

¿Un gol?

  • “Hay muchos goles importantes. El que más me gustó a mi fue el del “Mago” Espindola contra Sporting,  con la “Mona” Barreiro en el arco, que lamentablemente ya no está entre nosotros”. 

¿Un técnico?

  • “Vino un entrenador hace mucho tiempo, no soy de recordar años, que entiendo que revolucionó al fútbol canario, Otero. Era un policía de Montevideo, que en ese entonces ya utilizaba los “macaquitos”. Otro que le dio mucho resultado fue el “Guacho” Artigas”. 

¿Un título?

  • “Para mi son todos iguales. Vos ganas un campeonato y vale. Hasta el de la B”.

¿Un jugador con el que siempre te gustó dialogar?

  • “Trato, y por suerte con todos tengo buena relación, pero con Andrés Del Río siempre manteníamos una charla. Tal vez porque nos conocíamos de antes”.

¿Quién te sorprendió en una cancha?

  • “Mi viejo trajo un día a un morocho que lo veían entrar y no podían creer, el “Negro” Amaro era impresionante. No se daba nada por él. Recuerdo que mi padre me decía “Vos esperá”…”

¿Una anécdota?

  • “Todos los jugadores ya habían comido y Espíndola llegó tarde. Lo mandaron a comer a lo de Perrone. Estaban todos vestidos, Artigas era el técnico, llegó el “Mago” y el “Guacho” le dice “Qué haces? andá a vestirte rápido, y él le contestó “Tranquilo, por cada plato de ravioles que comí te hago un gol”….Comió tres e hizo tres goles”.

¿Un jugador en la actualidad?

  • “Realmente no puedo frenarme en una individualidad, porque la relación que tengo con ellos es igual con todos. El “Cabeza” , seba y todos los muchachos que ya son de la casa. Pero me queda mucho cuando jugadores que pasaron fugazmente por el club vienen a la cancha y te dan un abrazo, como pasó el otro día con Joaquín Irazoqui, fue importante eso para mi”.

¿Un golero?

  • “Acá se destacaron varios. Si es por ganador y con buenas actuaciones, acá tenemos uno, Javier Sosa. Hasta Mauricio Aguirre atajó en su momento, ex Peñarol, más allá de su larga edad”.

¿Un recuerdo en el Parque Batlle?

  • “Cuando éramos chicos hacíamos un puesto de tangerinas y bananas afuera de casa cuando jugaba Libertad de local. Y se vendía…”

¿Fútbol moderno o antiguo?

  • “Cambia todo… Ahora para hacer un gol se complica más, sin punteros rápidos que desborden por afuera. Por el medio, imposible. Ni Messi brilló en Rusia”.

¿Un candidato al Mundial?

  • “Yo veo más a Brasil que para otro lado. Uruguay depende mucho de lo que ocurra el viernes, ojalá seamos campeones”.

Martín Abreu