• 20 de julio de 2024 21:31

Canelones Azulgrana

Rebellato: «Quedó un sabor agridulce»

Porazul

Dic 12, 2017

La temporada de la ACB culminó para Canelones Femenino el pasado sábado en el polideportivo de Nacional con derrota ante Bienestar Universitario.

Lamentablemente, con esa derrota el conjunto canario perdió la categoría actual y en 2018 estará participando de la divisional B. Las dirigidas por Santos, acompañada de Cabrera, estuvieron muy cerca de meterse en los playoffs por un ascenso a la principal división, pero el destino las depositó en la pelea por la permanencia.

Injusto lo vivido, teniendo mucho que ver el el método de disputa. Si bien le costó al plantel acoplarse así mismo, ya que hablamos de un equipo con nuevas caras, por momentos se acentuó en la buena senda. La falta de regularidad se hizo presente en gran parte del campeonato y fue fundamental en ciertas instancias. Sin dudas que, por el potencial de las chicas, volverán rápidamente al lugar donde deben estar.

Una de las habituales destacadas en Canelones es la golera, Martina Rebellato, quien, días después de la finalización del certamen, dialogó con Canelones Azulgrana de lo que fue y dejó el 2017:

«La temporada dejó un sabor agridulce. Creo que fue un buen año, más allá del resultado, porque no fue nada fácil comenzar el año con un equipo casi renovado, con personas que comenzaron a conocer lo que el handball abarca y sin embargo, comparando eso con el presente, el proceso fue muy bueno»…. Comenzó diciendo una de las jugadoras con mayor experiencia. Por otra parte, contó: «Claro, el descenso no lo refleja, pero así es el deporte».

La guardameta explicó cómo tomó el grupo el descenso, tras caer en el último partido: «Mejor de lo que yo esperé, realmente. En lo personal me costó, pero como equipo lo tomamos como un aprendizaje y un recuerdo de que si hay ganas se sale de cualquier cosa, a nosotras nos sobran»… Hubo lugar también para saber de las chicas que se sumaron para este campeonato: «Nos dejaron en claro lo satisfechas que están con el proceso y con las «veteranas», por como nos adaptamos a nuevo juego. Igualmente,  fue un golpe bajo, que no reflejó lo que te decía y no tuvimos suerte».

«Faltó más práctica. Si bien fueron unos cuantos meses, creo que todavía no terminamos de conocernos deportivamente. Hasta al mejor equipo le lleva tiempo. Pero vamos por buen camino si se cumple con una constancia de responsabilidad para los tiempos venideros»…. Expresó Martina, quien además, dijo: «Otro detalle, que no todas comparten conmigo, es la falta de competitividad  que hay, sobre todo en el último cotejo. Veníamos de una victoria y en cuestión de siete días esa viveza se perdió por no ir con la cabeza de ´hoy la rematamos rompiéndola´. Se aprende de la experiencia, pero aveces el deporte y la situación de juego te juegan una mala pasada».

Rebellato entiende que no faltó regularidad: «Debemos superarnos, siempre superarnos»….Pero las miradas ya están puestas en el 2018: «Ya se empezó a planificar por parte de los entrenadores. Debemos revertir los errores y destacar las virtudes. En febrero comenzamos con la pretemporada, todas esperamos ese momento para demostrar y demostrarnos que somos más. En este tiempo debemos reflexionar».

Por último, Martina habló de su actuación en el equipo: «Di todo, de eso no tengo duda; Ganas, tiempo y compromiso. Siempre queda la sensación de que se puede dar más, pero estoy satisfecha».

Martín Abreu.

Por azul