Noticias

Mayores: Está Camejo

Por Martín Abreu…

Nueva noche del Sur en el Estadio Martínez Monegal por la Copa Nacional de Selecciones. Se jugó la cuarta fecha de la serie E y la azulgrana sumó uno de esos triunfos resonantes, que la deja en la puerta del objetivo planteado.

Canelones cuida de buena manera su gran invicto en la competencia; Derrotó ayer miércoles a Durazno 2-1 y quedó en lo más alto de su grupo, a una sola unidad de la clasificación a la final del sur, como también al Nacional. La diferencia estuvo en el delantero goleador, Facundo Camejo, el hombre decisivo.

Alegría por un lado, tristeza por el otro; La roja del Yí se despidió tempranamente de la competencia, más allá que deberá afrontar su último cotejo, el fin de semana de local ante Colonia. Si los colonienses pierden, se confirmará el pasaje a la siguiente instancia para los dirigidos por Parolín e Irazoqui. De lo contrario, habrá que confirmarlo en Nueva Helvecia.

Un encuentro de alto voltaje, dinámico y entretenido, con rápidos pasajes defensa-ataque, buscando siempre el arco rival. Canelones aprovechó el buen inicio para ponerse en ventaja. Camegol cerró una muy buena jugada colectiva por derecha entre Trasantes y Bruzzone. Algo de justicia para ese momento.

Lejos estuvo de rendirse el conjunto de Cáceres, que modificó el sistema táctico, apostó a ser algo más ofensivo y encontró claridad en sus circuitos por las bandas, con un desafiante D´Altoe y el imparable Lacuesta, una pesadilla para el fondo canario. El ex Wanderers fue de lo mejor. Eso hizo replegar líneas en la azulgrana, que quedó estirado y sin balance, perdiendo tenencia y pagando caro.

Es que el joven D´Altoe incursionó por derecha, sacó un potente remate y batió al imbatible Tourn para el 1 a 1 parcial. Era el gran momento de Durazno en el cotejo. Butti tuvo que dedicarse a la marca y lo quitó de la creación, al igual que ocurrió con Bruzzone, adecuándose al juego que se jugaba. Grajales, antes del final del primer tiempo, le ahogó un claro grito de gol a Giliberti.

La dupla técnica de Canelones optó por variantes; Meirana por Trasantes. Entendible, porque el «Chengue», en sus proyecciones, habitual jugador con peligro en ataque, no se adecuó a las rápidas respuestas del rival. Con Núñez le dio aire y mayor explosión. La tónica se mantuvo, aunque perdió ritmo. Gasañol entró muy bien en un equipo ya desgastado.

Walter Olivera trabajó como un obrero en el visitante. Tourn simplificó siempre y la zaga ayudó. Encontró cierto achaque el encuentro, se hizo de juego muy transitado en la zona media, cortante y con poca profundidad. Ninguno aprovechando el juego aéreo. La más importante de la azulgrana estuvo por parte de Fumero, que se encontró con las manos firmes de Grajales.

Todo comenzó con Núñez, Quatrini y Bruzzone en una buena triangulación. Seráfico, en su rol, volvió a ingresar muy bien. Parecía que nada estaba definido y algo más podía pasar; Finalmente pasó. Fumero fue el Fumero que siempre se espera, se las ingenió para crear el hueco en el área y sacó potente disparo, no pudiendo controlar el golero de Durazno y teniendo por delante a Camejo, que lógicamente no perdonó.

El goleador, con un gran sentido de ubicación, solo tuvo que definir y llenarse la boca de gol. Sobre el final, más allá de algún intento de la visita, Canelones cerró una nueva noche mágica y efectiva en el Monegal, que los deja a un paso nada más de definir la regional. Depende de si mismo, aunque, como dijimos anteriormente, puede llegar con anticipación la clasificación.

EscenarioEstadio Martínez Monegal.

ÁrbitrosÁlvaro Pastorino, Carlos Abreu, Virginia Cardozo (Mauricio Pérez)

CanelonesTourn; Trasantes (Meirana), Raymundo, Vidal, Ghan; Butti (Seráfico), Quatrini, Giliberti (Núñez), Bruzzone, Camejo; Fumero. DT: Paolo Parolín – Rodrigo Irazoqui

Durazno: Grajales; Bertelone, Dorao, Arambillet, Pereira (Díaz), Cena; Mendy, W. Olivera, Lacuesta (Seoane), D´Altoe; Márquez (Gasañol) DT: Fernando Cáceres

Goles: Facundo Camejo 16´ 83´ (C) y Brian Daltoe 36´ (D)

Scroll Up