Noticias

Un año especial

Son varias las semanas que lleva de entrenamientos Aguas Corrientes, pensando y preparando el inicio oficial de la actividad.

El sueño, la ilusión y la motivación se encendieron desde el primer día, o se podría decir que desde aquel 30 de diciembre en el Estadio Martínez Monegal cuando logró el  ascenso a primera división luego de 25 años. Ya trabaja el aguatero pensando en el debut bajo el mando, una vez más, de Matías Rolando.

El día uno, un día más que especial para todos; Así lo ilustró su entrenador «Sensaciones de responsabilidad y mucho orgullo por estar donde estamos. El año pasado se nos dio de colocar al equipo donde realmente tiene que estar»… Pasión, amor y trabajo «Tengo la suerte de poder encontrarme donde a uno le gusta. Es un plus trabajar en el club que amo».

Rolando, nos introdujo en lo que ha sido hasta el momento la preparación del aguatero «Comenzamos el 31 de abril, por suerte con mucho más tiempo que el año pasado»... Cabe destacar que su cuerpo técnico asumió en 2018 a una semana del inicio del torneo. Ampliando en lo primero «Se planificó con el profe una base física de pretemporada, basada en trabajos con pelota y ahora enfocados en realizar una cantidad necesaria de amistosos para llegar con rodaje al Apertura».

Con respecto al 2018, dos novedosas e importantes bajas; Ya no estarán los goleadores, Falero y Solari. Solo ocho jugadores sobreviven de una temporada a otra «Muchas bajas y lógicamente muchas altas. Intentamos arrimar jugadores con roce en la Divisional A para darle un poco más de jerarquía. Es un plantel compuesto por 25 futbolistas, ya que el año es largo, más los tres o cuatro ascendidos de sub 20».

Yonathan Berocay, Gonzalo Hernández, Gianfranco González y Brian Navarrón son algunas de las caras nuevas. «Dejamos la puerta abierta por si aparece algún muchacho más»… Confirmó Matías. Sobre los amistosos que han realizado, cuatro en total, comentó «Siempre dejan algo para corregir. Por ahora estamos satisfechos, sabiendo que recién se está saliendo de una pretemporada. Ellos van asimilando la idea de juego que uno pretende».

Sin dudas que hay cambios de una divisional a otra, en cuanto a la exigencia principalmente «Somos conscientes de eso. De igual manera, la postura de mis equipos es siempre la misma. Si bien es un medio parejo, con tres o cuatro equipos un escalón más arriba, el planteamiento táctico se mantiene: Salir a ser protagonistas, presionar en tres cuartos de cancha y jugar cuando se tiene la pelota».

Por último, se refirió a las juveniles del club y el trabajo que se viene realizando «Por tema de tiempos no he visto mucho de las formativas. Solo cuatro o cinco cotejos de sub 20, donde observé a jugadores que seguramente nos den una mano en primera. Están trabajando desde abajo con Hugo García, pero lógicamente que esto no es de un día para otro».

Aguas Corrientes trabaja, piensa y palpita el regreso a la máxima categoría del fútbol canario…

 

Martín Abreu

Scroll Up