Plata lucha por su sueño

El “Para muchos el sueño es que su trabajo sean unos botines y una cancha, el mío es un ring y un par de guantes”….

Seguramente en esa respuesta refleja el trabajo diario que realiza Ángel Plata y su pasión por el Muay Thai. Hace su camino al andar este  joven deportista canario de 18 años... “Empecé desde muy chico con las artes marciales en la casa de un compañero, Leo – “Leíto del Parque”. Íbamos con unos cuantos amigos a aprender lo qué él sabía”…

Sus ingresos cambiaron la pisada: “Cuando crecí y tuve la oportunidad de cubrir la cuota de un gimnasio empecé con el Muay Thai. Desde ese entonces no he parado de entrenar”… Nació en Montevideo, aunque su niñez se desarrolló en Canelones y actualmente se encuentra cursando el bachillerato de deporte en UTU. “La disciplina, el auto control y el combate” fue lo que más le sedujo del Muay Thai.

Entiende que para ser peleador “Tenes que armar la lucha y poseer la garra suficiente para poder subir al ring” Hablamos de un deporte de mucho contacto, fuerte el mismo; Ángel explicó como se lleva adelante “Es un momento. Si no actúas con inteligencia y reaccionas en el momento, debes ser consciente que vas a recibir. Todo se estudia y se entrena, es muy técnico”.

Su entrena tres veces por semana con Marcos Castro (Scorpion), una hora por día, mientras que por su cuenta en los días restantes lo hace en el Gimnasio Goodlife, que actualmente representa. No sabe lo que es perder hasta el momento “Hay algunas que son a fallos y otras a exhibición. Por suerte aún no he caído derrotado”.

Sobre el nivel que existe en nuestro país a nivel de Muay Thai, Ángel manifestó “Lamentablemente no es un deporte que se expanda o que cuente con tanta salida como otros, pero últimamente se está practicando más”… Su aspiración es más que claraAspiro a representar a nuestro país en la MMA. Es difícil, pero no imposible”. Plata, además, se pone la azulgrana….

Es uno de los chicos federados por la Escuela Canaria de Hockey, su otra pasión “Arranqué gracias a Luciana Cuello, la persona que me ayudó y enseñó todo, desde patinar hasta como hacer un pase. Sabía que me gustaba, pero era más el miedo a caerme. No es nada fácil realizar movimientos sobre ocho ruedas”… Dos “polos opuestos” dentro del deporte que une de muy buena manera:

“Mantiene un ritmo que me gusta y que no encuentro en otros, eso fue lo que más me atrajo”. Se muestra muy entusiasmado con el trabajo que vienen realizando Mariana y Pablo, como también la camisión de padres. “Gracias a ellos estamos saliendo a flote. Este año por suerte nos federamos”…

Tildó a Conor McGregor como su referente en artes marciales. Las luchas le pueden más que el hockey y el polo “Porque se comparte con un animal” es otro de los deportes que lo atrae. Por último aprovechó para agradecer “A Marcos, mi maestro y el resto del equipo. Al gimnasio Goodlife y a sus amigos de la sub 33”.

Sueña en grande, con argumentos, dedicación , pasión y mucho trabajo…

Martín Abreu

Scroll Up