Noticias

Alma y corazón

Wanderers igualó 3-3 ante Juventud Unida este sábado a la noche por la primera fecha del grupo G de la Copa de Clubes B de OFI.

Si bien sumó una sola unidad, heroico y agónico empate consiguió el Bohemio. Por cómo lo logró, se cuenta como un triunfo. Frente en alto por lo realizado y piensa rápidamente en la recuperación ante Campana en el Parque Marcelino Briano el próximo fin de semana.

La efectividad y el aprovechamiento del local en cada ocasión que arribó al arco de Rodrigo Olivera fue la explicación del 2-0 final de la primera parte. Si bien el dominio era del conjunto de Santa Lucía, rápidamente logró ponerse arriba en el marcador el local, tras una dudosa decisión del árbitro central. Lo dicho poco le importó a Santiago Gaspari, quien se llenó la boca de gol desde los 12 pasos. Pese a ésto, Wanderers mantuvo la tónica y era protagonista en cancha.

Rossi y Lacuesta parecían ser las cartas en ataque por las bandas, con apariciones de Pailos. Lo cierto es que no logró crear jugadas limpias. Merecía el empate, pero de merecimientos no vive el fútbol. El “Terrible” cayó en el duelo ante Facal, quien le contuvo un penal a los 37’. La asociación Gaspari-Burgos era la única amenaza en defensa hasta ese momento. Cuando parecía que por mínima ventaja se iba Juventud Unida al descanso, Ferrari se hizo fuerte en área ajena y estiró diferencias.

Otra fue la historia en el comienzo del complemento. Los dirigidos por Urán, en la búsqueda del descuento, dejaron espacios en defensa y de contragolpe creó el tercero el verde de Libertad. Asistencia de Burgos, definición del intratable Gaspari, el comandante del equipo. La noche se hacía aún más oscura para Wanderers, que lejos estuvo de entregarse. Buscando claridad en la creación, el entrenador le dio ingreso a Alejandro Rodríguez, debutando oficialmente con la camiseta negra y blanca.

Las buenas apariciones de Facal sostenían la diferencia de tres goles. De tanto insistir, el descuento llegó. Por arriba apareció Maxi Montero y volvía a darle una cuota de esperanza a falta de 25 minutos para el final. Más aire llegó tras un potente remate de media distancia por parte de Rodríguez para el 2-3.  Minutos finales vibrantes se venían por delante. Realmente estaba para cualquiera de los dos. El Bohemio estiró el equipo en cancha y definitivamente se instaló en campo rival, Juventud Unida esperando la oportunidad de contragolpe para sentenciar el partido.

Gaspari, siempre Gaspari, quiso sorprender encontrando bien ubicado a Olivera que le daba vida a Wanderers. Sobre el final, Facal se puso la capa de héroe y le ahogó increíblemente el grito de gol a Lacuesta en dos ocasiones. Pero se hizo justicia. De forma agónica, apareció con un golazo Joaquin Gesto para el definitivo 3 a 3. Noche que quedará en el recuerdo más allá de no triunfar.

Escenario: Complejos Deportivo Juventud Unida

Árbitros: Jonathan Ramos, Pablo Vilariño y Mariela Sánchez.

Wanderers: Olivera; Trasantes, Vidal, Bentancor, Montero; Paleso, Seráfico (Rodríguez), Rossi (Gesto), Lacuesta; Fumero y Pailos (O’Neil).

Juventud Unida: Facal; Campelo, Lemes, Ríos, Vique (Fernández); Perdomo, Barreto, Ramos; Gaspari, Ferrari (Posse) y Burgos.

Goles: Santiago Gaspari 11’ 54’ (JU), Federico Ferrari  47’ (JU), Maxi Montero 65’ (W), Alejandro Rodríguez 71’ (W) y Joaquín Gesto (W)

Martín Abreu

Scroll Up