Noticias

El futuro ya llegó

El pasado domingo se disputó una nueva edición del clásico del río en el Parque Marcelino Briano y todo culminó con reparto de unidades, ante un marco importante de público.

Wanderers y Santa Lucía igualaron sin goles por la séptima fecha del Campeonato Apertura de la Liga Departamental, con 700 personas presenciando el encuentro. No ha sido buena esta primera parte de temporada para ambos, ya sin chances de aspirar al título, pero pensando y trabajando en el Clausura, pasando a ser el principal objetivo.

El color de la hinchada, de un lado y del otro, jugó un papel fundamental en el espectáculo. Pero lo que más llamó la atención en cuanto al cotejo fue la juventud, que se apoderó del mismo y dio que hablar. Rodrigo Irazoqui sorprendió con el ingreso de Ignacio Cabrera, que llegó a principios del 2018, jugador que a sus 17 años debutó en un clásico. Venía de sumar minutos entre semana frente a San Francisco.

Bruno Menza apuesta y mucho a la casa desde el inicio de la temporada, destacándose una vez más Nahuel Rolando en la mitad de la cancha. El “Colo” viene de ser pilar en la sub 20 del club, obteniendo el Apertura. Con ambos jugadores dialogamos a horas de culminado el juego.

IGNACIO CABRERA
Comenzó su andar detrás de la pelota en el Club Atlético Ituzaingó de Punta Del Este, ciudad que en la que antiguamente residía. Ya en Santa Lucía, culminó el baby fútbol defendiendo la camiseta de Empalme. Llegó a Wanderers este año, tas presentarse a una prueba de aspirantes, luego de haber quedado libre en Racing de Montevideo. 

NAHUEL ROLANDO
El “Colo”, como así lo apodan, realizó su primeros pasos en este deporte vistiendo los colores del Club Capurro en baby fútbol. Su fanatismo por Santa Lucía lo terminó depositando en el Parque Prado Nuevo y desde los 13 años se encuentra en la institución. A sus 18 pisó fuerte en el clásico del río con el club de sus amores. 

SENSACIONES

¿Qué sentiste al jugar un clásico en primera y cómo fueron esos primeros minutos?

Ignacio: “Una experiencia muy linda. Si bien ya había estado en sub 20, nunca pensé tener esta oportunidad. Lo viví con nervios por toda la gente que había, mucha adrenalina y con ganas de disfrutar el momento”.

Nahuel: “Mucha emoción por lo hecho y muy nervioso hasta que el juez dio el pitazo inicial”.

¿Cómo fue lo previo y qué pensaste al ingresar a la cancha?

Ignacio: “Lo primordial pasaba por entrar y hacer las cosas bien. En el ingreso me acordé de todos los que me han apoyado; Familia, amigos, compañeros y cuerpo técnico. Estaba tranquilo”.

Nahuel: “Soy muy hincha del club y lo primero que pensé fue que teníamos que ganar”.

¿Cuál es el recuerdo máximo que te llevas del clásico?

Ignacio: “La entrega y las ganas que demostró el equipo hasta el último momento”.

Nahuel: “Sin dudas que la atajada de Javier Soria en los descuentos”.

¿Sentís que cumpliste con la tarea?

Ignacio: “Entiendo que si. Hay cosas corregir, pero estaba cómodo a la hora de jugar y en la ayuda de la marca”.

Nahuel: “Considero que si. Soy de dar el máximo en cada pelota”.

¿Tu referente en el club?

Ignacio: “No estuve muchos años, pero me gustaba el estilo de Mariano Rubbo y Nicolás Barceló”.

Nahuel: “En los trabajos siempre tuve a Maxi Durán como referente”

¿Cuáles son las aspiraciones del club, pensando a futuro?

Ignacio: “Queremos el título y meternos en la Copa de Clubes”.

Nahuel: “Ser campeón”.

En Wanderers y Santa Lucía, como dice el Indio Solari, “El futuro llegó hace rato”…

 

 

 

 

 

 

 

 

Martín Abreu

Scroll Up