Morales, campeón canario

El pasado domingo culminó el campeonato Canario de Open Fórmula Internacional y el motociclista canario se quedó con el título de la temporada.

Octubre de 2016 parecía ser el mes final de su carrera, cuando sufrió una lesión en sus ligamentos cruzados. Luego de la operación, Mariano Morales volvió a tomar impulso para subirse nuevamente a una moto. Claro está que estuvo varios meses en recuperación para volver a competir de forma normal.

El canario, 20 años de edad, se incorporó en abril con su 250 cc, cuando ya se habían disputado dos etapas: “Comencé para tomar ritmo y más como un entrenamiento, porque entendía que era difícil pelear el certamen con dos fechas en desventaja. Todo se fue dando y escalé posiciones para llegar a la última dependiendo de mi mismo. Por suerte se logró campeonar”. 

Hablamos de un deportista con varios palmares, entre ellos; Tercer puesto latinoamericano de motocross 50 cc en 2003 – Campeón junior 50 cc en 2005 – Campeón motocross y velocidad en tierra 65 cc año 2008 – Campeón torneo nocturno 2009 – vicecampeón de velocidad en tierra 85 cc 2011 y 2012 – Vicecampeón categoría 125 cc 2015 – Campeón Open Fórmula 2017.

No todo es deporte en la vida para él, estudia para ser ingeniero tecnológico prevencionista. Mariano contó cómo fue que se acercó a una moto: “Mi padre, al ya saber que se venía un varón, fue comprando la moto para cuando tenga la edad suficiente poder utilizarla. A los tres años y medio me subí por primera vez y desde ahí nunca más me bajé”.

Por otra parte, explicó qué fue lo que lo sedujo: “El ser diferente, la adrenalina que se siente cuando se está por largar, el momento de tomar un salto y volar, no se paga con nada”… Por lo narrado en párrafos anteriores, podemos hablar de un título especial. Morales, dijo: “Me dejó la enseñanza de saber que con esfuerzo y sacrificio todo se puede lograr. Además, saber que aún hay personas que confían en mi. Tuve que implementar mucho trabajo físico y económico”.

Sobre esto último, lo económico, contó: “Importa demasiado, ya que es un deporte que implica gastos. La moto en sí, implementos de seguridad, entrenamientos y locomoción. Actualmente, mi único apoyo es la familia y el grupo humano que se formó con otros competidores, que nos damos una mano entre todos”.

“El año que viene vamos a estar corriendo el Campeonato Nacional en categoría VT2, donde ahí las motos son todas las mismas cilindradas y aprontarnos para lo que va a ser el 2019. En dicha fecha iremos a representar a Uruguaya a el enduro de verano en Villa Gesel, Argentina”…. Expresaba el deportista sobre su futuro. En cuanto al plano internacional, confesó: “Es difícil salir porque no es un deporte conocido y tiene muy poco apoyo, imagínate que se hace difícil correr en el plano local. Se debería invertir mucho, pero estoy abierto y si algún día se puede ahí vamos a estar”.

Dijo no tener un referente en especial, pero si le gustan muchos pilotos del extranjeros. De lo que no se olvidó fue de agradecer: “Este título va dedicado a toda la gente que estuvo cerca, especialmente a mi familia, mi novia (su familia), mis amigos que siempre alientan, a Agustín Pérez Ramos (su familia) y a la barra de los despegados. A Canelones Azulgrana por el apoyo y cualquier empresa que quiera sumarse será bienvenida para afrontar todo lo que va a ser el 2018″.

La velocidad, el querer y el esforzarse hizo que Mariano nuevamente sea campeón…

Martín Abreu

Scroll Up