Irazoqui, el jugador azulgrana de la fecha

Libertad no sólo demostró un muy buen juego en su Parque Batlle, sino que ganó y lo hizo de la mano del delantero “Santalucense”.

Joaquín Irazoqui de es oriundo de Santa Lucía y el próximo 20 de noviembre estará cumpliendo sus 24 años de edad. Actualmente en pareja. Se levanta todos los días cercano a las 6 de la mañana para ir al Establecimiento El Mejón, empresa familiar en la cual se desempeña.

Es un apasionado por los caballos, pero su don está detrás de la pelota. El actual atacante del “Rojo” comenzó defendiendo la camiseta de Empalme en baby fútbol, para llegar al club de sus amores, Wanderers. Luego de ser campeón del interior con Canelones emigró a la capital, aunque sin tener suerte.

Las vueltas de la vida lo depositaron en el barrio La Estación. Debutó con la camiseta de Libertad en el clásico ante Darling, pero se le venía haciendo esquivo el gol. El pasado domingo marcó por partida doble, se sacó la mufa y dejó al equipo de Ramón Doglio en lo más alto.

Conocé más de Joaquín Irazoqui, el jugador azulgrana de la séptima fecha del Campeonato Apertura:

¿Qué queda de aquel niño del baby fútbol?
“Queda lo que te deja este deporte, muchas amistades y lindos recuerdos de una etapa preciosa como es la niñez. Pero sobre todo, el amor por la pelota, el estar siempre detrás de ella y jugando”.

¿Te gustaría volver a esa etapa?
“Claro está que me divertí mucho, aprendí jugando e hice muchos amigos, pero uno es consciente de que el tiempo no se recupera y no se vuelve a atrás, hay que aprovechar al máximo. Ahora estoy enfocado en lo que se viene por delante”.

Por primera vez mandaste la pelota al fondo de la red, ¿Qué sensaciones quedan?
“Fue un momento muy esperado por mi, estoy agradecido a la gente de Libertad; dirigentes, cuerpo técnico y, fundamentalmente, a los compañeros que me han brindado todo su apoyo desde el primer día. Como delantero, el hecho de no haber convertido en las primeras fechas comienza a incomodarle. Igualmente, siempre tuve la tranquilidad de que estaba dejando todo y esforzándome para que el equipo gane, entiendo que el gol es una causalidad de lo dicho”.

¿Cuán cerca quedaron del título del Apertura?
“La realidad indica que estamos más cerca que antes, pero con los pies sobre la tierra, sabiendo de que aún puede pasar cualquier cosa y no hemos conseguido nada. Seguimos con el entusiasmo y la motivación de saber que dependemos de nosotros mismos para quedarnos con la copa”.

¿Te costó volver a encontrarte en tu regreso a la Liga Departamental?
“Uno cuando llega a un equipo nuevo, con lo que eso implica, sin dudas que necesita un período de adaptación. Por suerte estamos muy contentos y conformes con lo que hemos logrado, aunque falta mucho. Vamos por buen camino. El grupo humano que hay me ha ayudado en mi vuelta”.

¿Si te nombro a Enero, pensás en la selección o en el fútbol de la capital?
“Siempre sueño y tengo las expectativas de poder crecer en esto del fútbol. Para todo futbolista del interior ir a Montevideo es dar un paso importante. Por diferentes motivos no pudo ser en el pasado mercado de pases, por lo que habrá que esperar al próximo. En caso de que no se de y el DT decida contar conmigo, iré por el bicampeonato con la selección de Canelones”.

Cada vez que marcás, las manos van al cielo, ¿Para quién y por qué?
“Así será siempre… Son para mi papá y mi abuelo que están en el cielo. Siempre están conmigo. No tengo dudas que hacen mucha fuerza por mi desde allá arriba”.

¿Si no fueras delanteros, en qué posición te ubicarías dentro de la cancha?
“Creo que de volante por izquierda o enganche, son posiciones en las que ya he jugado en inferiores. Yo soy delantero y no me veo en otro lugar de la cancha, actualmente”.

Un grupo, una canción y una frase…
“Callejeros – Suerte – “Sólo los fuertes saben esperar”.

¿Irazoqui, sinónimo de…?
“Gol”.

Libertad está cómodo arriba, depende de si mismo para quedarse con el Apertura y empezó a contar con los goles de Joaquín Irazoqui.

Martín Abreu

Scroll Up