Noticias

El «Seba» le sigue haciendo golazos a la vida y va por el 100 con Libertad

Los hinchas del «Rojo» se frotan las manos porque la vuelta de Sebastián Merlo es un hecho y de seguro llegarán los goles al Parque Batlle.

Luego de un año defendiendo a Libertad, pero de 25 de Agosto de Florida, el goleador histórico volverá a ponerse la camiseta de sus amores. 99…. El «Seba» está a un tanto de llegar al centenar de goles con la «roja y blanca» y seguir agrandando su idolatría.

Mucho se habló de la falta de gol del conjunto del Parque Batlle en la pasada temporada, situación que seguramente Ramón Doglio, flamante entrenador del «Decano», intentará evitar con la llegada de Merlo, quien no viene sólo. Salvador Elizeche e Ignacio Reyes también volverán al club.

Sebastían es de esas personas carismáticas que se ha ganado el cariño del pueblo, que apunta siempre a lo humano y que actualmente es participe de un «Taller» de inclusión a cargo de Juan Iraola, ex jugador de Wanderers de Santa Lucía. Cada tres meses, ellos junto a profesionales y ex profesionales, se presentan en el Penal de Libertad para un encuentro amistoso con los reclusos y que culminan con el famoso «tercer tiempo».

Además, el atacante se encuentra militando en la B de Florida defendiendo la camiseta del otro Libertad. Culminado el campeonato del ascenso floridense,  Merlo volverá a la Liga Departamental. Sobre dichos temas y más conversamos con gran parte de la historia de Libertad…

¿Se viene tu retorno a Libertad, cómo lo estás viviendo?
«Siempre es lindo volver, como dice la canción de No Te Va Gustar «Volvé a tu casa cuando quieras». Hay veces que un cambio de viene bien y creo que fue lo que me tocó vivir el año pasado. Mi ida era a préstamo y se sabía que era con la vuelta al club. Lo vivo de igual manera que en 2004, entrenando a full y con más fuerzas».

¿Por qué tu vuelta, la del «Cabeza» Elizeche y «Nacho» Reyes?
«El año pasado no se dieron las condiciones que esperábamos. Si no estás en condición de sumar, no podíamos restar y con el dolor en el alma preferimos dar un paso al costado, sabiendo que íbamos a retornar. Por suerte se dio pronto. Libertad es un grande y merece respeto. Cada jugador debe dar el 100 % y ahora estamos al 110%. Hay armonía entre dirigentes, cuerpo técnico, jugadores e hinchas». 

¿Tu gol 100 con la camiseta del «Rojo» es el principal objetivo personal?
«Mi principal apuesta no son 10, 20, 50 o 100 goles, siempre intento brindarle al club lo que esté a mi alcance y aportar ese granito de arena. Me gusta enseñarle a los juveniles y aprender de ellos, como también formar un buen vestuario. Lo que he logrado en lo personal lo dejo en segundo plano. El gol 100 es un anhelo de muchos años y estoy muy cerca de lograrlo. El «Rojo» es una institución familiar y de la casa, debemos dejarlo lo más alto posible».

¿Qué concepto tenés de Ramón Doglio?
«Tengo la particularidad de haber trabajado con él en 1996 en la selección de Canelones sub 15. Compartimos grandes momentos. Recuerdo que estaban la «Tota» Lugano y Giovani Parolín, con un grupo increíble. Casi en el retiro de mi carrera me vuelvo a reencontrar con Ramón. Es una gran persona, buen laburador del fútbol y le deseo lo mejor en este pasaje por el «Decano». Se que va a haber compromiso y honestidad de su parte. 

¿Cuánto le aportará a un equipo que busca volver a la zona alta de la tabla de posiciones?
«El aporte es en conjunto. Ojalá se forme el combo con los jugadores y que podamos captar lo que ellos pretenden. El objetivo es llegar lo más alto posible y si se puede pelear el campeonato, mejor. Ramón es conocedor de la Liga, la vuelta de Javier a la institución y Santiago Trecu en la parte física, creo que hacen un muy buen equipo de trabajo».

¿Merlo, tiene fecha de vencimiento?
«La verdad que no se cuánto me queda, pero le he dicho a mi familia y amigos que Sebastián Merlo está en los descuentos. Hoy, a mis 36 años, estoy con unas ganas barbaras de entrenar, jugar, pasar dos o tres horas con los compañeros y perder un poco de familia, lo hago con mucho gusto. No se si me quedan muchos años, pero lo que me quede lo disfrutaré al máximo. Intento siempre volcar lo poco o mucho que he aprendido para que no se equivoquen como uno lo hizo. Ya se me está pasando por la cabeza y voy a extrañar,  por sobre todas las cosas el vestuario y por eso no quiero dejar de jugar al fútbol».

¿Estás trabajando en un «taller» deportivo de inclusión dentro de la cárcel, cuál es el proyecto y apuesta del mismo?
«Estoy muy entusiasmado. Me gusta ayudar, aportar un granito de arena y hoy me toca hacerlo en la cárcel. Es una experiencia increíble. He tenido la suerte de nunca entrar a un centro de reclusión, pero nadie está libre y desde el primer día lo tengo claro. Por eso, uno debe hacer lo posible para ayudar a esa gente. La invitación viene por parte del «Pelado» Iraola, gran amigo mío y con quien fuimos contrarios en formativas en el clásico, Nacional vs Peñarol. A él le tocó tener un familiar allí y comenzó este proyecto, al cual me invitó y creo que es espectacular. Son cosas que no se ven, pero que hacen bien…. Vamos muy temprano, ellos están ansiosos para vernos, realmente lo viven como una fiesta y cuando llegamos nos abrazan junto con toda esa emoción. Jugamos un amistoso y luego hacemos el famoso «Tercer Tiempo» donde nos juntamos a charlar sobre experiencias de vidas y demás. Cuando nos retiramos me da pena porque llegan saludos emotivos y lagrimas en sus ojos, ellos quieren que sea eterno. Cuando entramos es alegría y cuando nos vamos queda esa tristeza. En la próxima actividad es posible que sea en cancha de 11 jugadores. Allí se hacen presentes ex y actuales profesionales como el «Chapa» Blanco, Contreras, Canobbio, Pellejero, entre otros.

¿Por qué tu interés sobre el tema?
«Cuando a uno lo ayudan a crecer debe ser agradecido y a mi me pasó. La pelota rueda en todos lados; En la mejor cancha del mundo, en un patio, en una escuela y en una cárcel. Me interesa estar sin fines de lucro. Todos estamos ahí con el fin de aportar. Voy yendo en dos ocasiones y dejo cosas en mi trabajo para poder estar presente. Han aprendido de mi y he aprendido muchísimo de ellos. Vemos que nos escuchan y eso es reconfortante. 


¿Dejas en claro que cuando llegue el día de colgar los botines seguirás vinculado al deporte?

«Se que pronto colgaré los botines. Yo estoy con mi negocio familiar en la mueblería y estamos trabajando bien. Me han dicho de hacer el curso para contar conmigo y puede que sea una cuenta pendiente. En primera instancia no lo veo porque me veo como jugador. Me gustaría seguir trabajando, veré en que función. 

 

LLEGÓ EL GOL 100 DEL SEBA

Por último, Sebastián nos dejó una anécdota vivida en el Penal de Libertad: «Ahí convertí el gol 100″… decía entre risas y acotó: «Todos sabían sobre el tema y cuando hice el gol lo festejamos todos bajo las miradas de los guardias y demás reclusos en sus celdas»…. «Algo para el recuerdo. No todo es malo ahí dentro». En todo momento se mostró feliz por su actuar en dicho proyecto. 

Qué decir después de las palabras de un jugador que en cada frase deja un gran menaje. Vuelve Sebastián Merlo a Libertad y es noticia. No es noticia que él con la pelota siga haciendo maravillaras afuera de la cancha…

Martín Abreu

Scroll Up