Manuel Monzeglio: “Ojalá podamos traernos la copa para Canelones”

No será un partido más para los componentes de la selección de Canelones sub 15, van por el título y por hacer historia en el fútbol “Canario”.img_27181La “Azulgrana se medirá el sábado ante Salto desde las 16:00 horas en el Estadio Ernesto Dickinson por la revancha de la final de la Copa de OFI. Recordar que en el partido de ida fue victoria para los dirigidos por Irazoqui y Britos por 4 a 2, destacando que la definición es por puntos.

El atacante de Wanderers, Manuel Monzeglio ha sido de los más destacados del equipo. Juega, hace jugar y es el actual goleador de Canelones con 10 tantos. En contacto con Canelones Azulgrana, destacó: “Yo creo que si llegamos a quedarnos con el título es gran parte de la amistad y humildad que ha logrado este plantel”.

img_27221“Estoy muy orgulloso y ansioso porque sabemos que estamos a solo tres días de disputar la final, que puede llegar a ser histórica para la Liga Departamental”…comenzó diciendo el número 10, palpitando el cotejo.

Por otra parte, acotó: “Como jugador de este plantel, desde el primer partido vi que había un muy buen equipo con una unión impresionante. Casi todos nos conocíamos y eso nos benefició para que lleguemos a donde estamos ahora. Ojalá podamos traernos la copa para Canelones”.

Sobre su cuota goleadora, dijo: “Me siento muy feliz. Les agradezco a mis compañeros y al cuerpo técnico porque sin ellos nada sería posible”.

img_27201

Lautaro Méndez – Agustín Amado – Manuel Monzeglio, son el tridente de Wanderers y la combinación “Azulgrana”. Con respecto a ese tema, comentó: “La unión que tenemos influye mucho en este tipo de campeonatos. Los conozco desde el baby fútbol, son casi seis años jugando juntos. Nos conocemos de memoria”. 

Todo partícipe de esta selección destaca la unión del grupo y Monzeglio no fue excepción:”Un grupo gana campeonatos. Yo creo que si llegamos a quedarnos con el título es gran parte de la amistad y humildad que ha logrado este plantel”.

Sobre su futuro, dijo:” Sueño con irme a Montevideo para hacer lo que más me gusta, jugar a la pelota. Emigrar a la capital también me ayudaría a mejorar como persona y en lo deportivo, pero primero está la final”.

En este lindo momento por el que pasa el “Santalucense”, se expresó: “No puedo olvidarme de mi familia que son los que están tanto en las buenas como en las malas dándome el apoyo. Recuerdo siempre a un vecino que fue quien me llevó a Empalmes cuando era chiquito”.

El sábado será la hora de la verdad, y como dijo Jaime Ross: “Vamo´ que la copa está preciosa”…

Martín Abreu

Scroll Up